El Centro Para tu Bienestar
El Centro Para tu Bienestar
Más fácil. Pide cita a través de WhatsApp en el 616 24 56 74

 

 

 

 

La Oracion Gestalt

 

“Yo soy yo y tu eres tu

 

Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas y,

 

Tu no estas en este mundo para cumplir las mías.

 

Tu eres tu y yo soy yo.

 

Si en algún momento o en algún punto nos encontramos,

y coincidimos,es hermoso.

 

Sino, no tiene remedio.

 

Tu eres tu y yo soy yo”

 

 (Fritz Perls)

Teraco

C/ Sta. Ana 1

28229

Villanueva del Pardillo

 

616245674

91 810 06 65

Lunes-Viernes  9:30-21:00.

Colaborador de Sanitas

Meditacion colectiva

Todos los domingos de 10 a 10,30 (entrada gratuita)

La Meditación cambia la base de las emociones.

 

Meditar es dejar que el creador hable contigo y esta demostrado que la gente que medita tiene un incremento de actividad en el lóbulo frontal izquierdo, que es la residencia de las emociones positivas.


Al mismo tiempo se reduce el funcionamiento de la región derecha.

Probablemente te preguntarás en qué cambia esta realidad cerebral la vida diaria, pues bien, los neurocientíficos han observado que las personas que emplean más la zona izquierda tardan menos tiempo en eliminar las emociones negativas y la tensión que pueden provocar, por ejemplo, un atasco o una discusión. Este desequilibrio entre los hemisferios conlleva también una reducción del miedo y la cólera.

Meditando se producen más anticuerpos.

La medicina tradicional China hace hincapié en que según la proporción de los elementos básicos que tenga nuestro cuerpo (tierra, agua, aire, fuego y éter) estaremos sanos y en equilibrio o desequilibrados llegando a estar incluso gravemente enfermos.

Del mismo modo que cada elemento puede tener una influencia positiva sobre nosotros, también puede destruirnos.

Este equilibrio interior es posible restaurarlo a través de la meditación.

Las meditaciones se pueden hacer durante pocos minutos al día y su efectividad está asegurada.

Estas meditaciones, nos permiten canalizar adecuadamente la energía a través de nuestro cuerpo así como facilitar la consecución de numerosos objetivos como la elevación espiritual, la sanación física y la sanación emocional.

Seguimos trabajando la energía del corazón.